fbpx
Home / Blog / Revisión de nuestro coche tras el verano

Revisión de nuestro coche tras el verano

revisión del coche después del verano

Antes de las vacaciones es importante hacer una revisión al vehículo, pero aún es más importante hacerlo después del verano. 

El calor y la falta de mantenimiento junto con el esfuerzo al que se somete al vehículo durante los desplazamientos en verano, provocan un aumento del riesgo de avería, por lo que una revisión y chequeo de los elementos básico como los líquidos, neumáticos y batería son esenciales para mejorar el rendimiento y la seguridad del vehículo.

Neumáticos

Largos kilómetros, terrenos difíciles para acceder a playas y calas recónditas, caminos de montaña o maleteros más llenos de lo normal son algunas de las situaciones a las que este verano hemos sometido a nuestros neumáticos, por eso a la vuelta, debemos prestar atención a la presión y al dibujo de las ruedas. Por un lado, debemos comprobar su desgaste, así como un posible deterioro y por otro lado que la presión sea la correcta.

Carrocería e interior

La arena de la playa, el salitre, la exposición a largas horas de sol y calor son algunos elementos que han estado en contacto con la carrocería de nuestro vehículo este verano. Se recomienda al regresar, hacer una limpieza completa del coche ya que estos elementos pueden perjudicar algunas piezas, por lo que eliminar su incidencia ayudará a que estas partes se conserven mejor durante más tiempo.

Nivel de líquidos

Después de largos desplazamientos, los niveles de líquidos se reducen, por eso es necesario acudir a nuestro taller de confianza para que realicen un control del líquido refrigerante, de freno, lubricante o incluso aceite para garantizar un funcionamiento perfecto del motor a la vuelta de nuestras vacaciones.

Limpiaparabrisas

El calor del verano puede perjudicar la eficiencia del material con el que están hechos los limpiaparabrisas, por lo que debemos comprobar que la goma esté correcta y sin grietas, sobre todo, de cara a las lluvias características del otoño e invierno y así evitar un mal funcionamiento y una reducción de la visibilidad en carretera.

Filtros

Las partículas en suspensión, el polvo de los caminos, la arena de la playa y los insectos que nos hemos encontrado a nuestro paso es posible que hayan acabado en los filtros de nuestro vehículo. Una correcta revisión y limpieza a la vuelta de vacaciones es imprescindible.

Bajos del vehículo

Al circular por carreteras secundarias, por el campo, la montaña, etc es posible que nos encontremos con objetos que hayan podido provocar algún daño en los bajos del vehículo y provocar pérdidas de líquido, por lo que no está de más una revisión a tiempo.

Maletero

Parece una obviedad pero es esencial que saquemos del maletero todos aquellos objetos propios del verano y que ya no vayamos a utilizar. Aligerar el peso será beneficioso no sólo para nuestro coche si no para el consumo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *