fbpx
Home / Blog / Las 5 averias de coche más frecuentes en verano

Las 5 averias de coche más frecuentes en verano

averias de coche más frecuentes en verano

Cada año se producen en España 4,1 millones de asistencias mecánicas, como consecuencia de averías de coche,concentradas especialmente en verano debido al número de desplazamientos por vacaciones .

Las altas temperaturas y los trayectos largos favorecen el deterioro de determinadas piezas del coche. El Racc ha previsto que este verano más de 1.165.000 vehículos necesitarán asistencia mecánica en las carreteras españolas durante el verano.

La primera causa de las averías de coche son en un 41,7% de los casos debido al sistema electrónico, por delante de un 30,5% de problemas con la batería, y un 3,8% atribuidos al sistema de arranque y de carga. Otras causas de las averías son los problemas de motor, en un 21,7% de los casos; el sistema de refrigeración con un 3,1%; el tren de rodaje en un 16,9%, y un 0,7% de los casos debido a los frenos.

Veamos las 5 averias de coche más frecuentes en verano

Avería en la batería 

Al intentar arrancar, la batería no tiene suficiente fuerza para poner en marcha el motor. En el mejor de los casos puede ser que te hayas dejado las luces encendidas y en el peor, que haya llegado el final de la vida útil de la batería. 

Cuando aparques asegúrate siempre que no te dejas las luces puestas. También ten en cuenta que la vida útil de una batería ronda los 5 años, por eso es aconsejable cambiarla para no quedarte tirado.

Avería del aire acondicionado

Seguro que te suena: no sale aire frio por las toberas de ventilación o si lo hace, sale con poca fuerza. Si el aire no sale frio, puede ser que exista una avería en el compresor del aire acondicionado, o que haya una fuga en el sistema por la que se ha salido el líquido refrigerador.

Para evitar que el aire acondicionado se deteriore, debemos poner en marcha el aire acondicionado con frecuencia, incluso en invierno, para no se resequen o cuarteen las juntas de estanqueidad y se produzcan fugas.

Pinchazo de neumáticos

Un pinchazo en carretera es de lo más normal en cualquier época del año y también en verano. Lo notarás porque el coche pierde estabilidad o porque te lo avisa en el cuadro mandos. Un pinchazo puede producirse por un elemento externo, por ejemplo, un tornillo en la carretera. También puede producirse porque viajamos con una presión demasiado baja en los neumáticos y los flancos del neumático se sobrecalientan

Para minimizar el riesgo de un pinchazo, revisa la presión de los neumáticos antes de salir de viaje. 

Avería en el sistema de refrigeración del motor

Una avería en el sistema de refrigeración del motor puede producir una elevada temperatura del motor o alguna fuga de aceite o anticongelante. Puede deberse a un fallo en el sistema de refrigeración, por la fractura de algún elemento del escape o por la rotura de algún conducto, bomba de agua, manguito, etc…

Lo más aconsejable es que si se produce este tipo de avería, pares inmediatamente el coche ya que el motor podría romperse o incluso prenderse fuego. Para evitarlo, asegúrate de que el nivel de líquido refrigerante es el adecuado y cuando aparques tu coche, mira que no deje manchas de líquido en el suelo.

Avería en el alternador

Una avería en el alternador puede provocar que la batería no se recargue, que el coche no arranque y muchos de sus sistemas esenciales no funcionen, como la iluminación, la climatización, etc…  Uno de los síntomas más obvios de que hay un problema en el alternador es que se encienda un testigo en el cuadro de instrumentos. Si sufres una avería en el alternador, lleva tu vehículo al taller.

Recuerda que para prevenir averías lo más recomendable es hacer una puesta a punto en tu taller de confianza y si necesitas alguna pieza o repuesto, visítanos y te aconsejaremos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *