Juntas para coches

Existen varios tipos de juntas e incluso masillas especiales que ayudan a la función básica de cada una de ellas como es el caso del cárter del aceite de motor.

En algunos casos no solo nos evitan vibraciones inesperadas sino que también ayudan a que los líquidos de nuestro vehículo no se mezclen y provoquen incluso el calentamiento del motor, por eso es de vital importancia que se reemplacen las arandelas que proporcionan el ajuste perfecto.

Una junta es una pieza muy común pero no por ello menos importante para que nuestro vehículo funcione correctamente.

Están presentes en numerosos puntos del vehículo: sistema de lubricación del motor, circuito de refrigeración, sistema de admisión de aire, escape, transmisión… Para cada componente mecánico, existen diferentes tipos de juntas.

Dado que nos aporta la estanqueidad entre diferentes piezas es imprescindible que se encuentren en perfecto estado y que se reemplacen y revisen en el cambio de algunas de las piezas de mayor peso.

¿Necesitas comprar un repuesto?

Cuéntanos qué tipo de repuesto necesitas y, te responderemos lo antes posible. ¡Gracias!

¿Tienes alguna duda?

¡Llámanos!

Si tienes alguna duda sobre algún repuesto, no te cortes, llámanos y nuestro equipo de ventas resolverán tus dudas y te aconsejarán.

968 324939