fbpx
Home / Blog / Limpiaparabrisas: Consejos para el mantenimiento

Limpiaparabrisas: Consejos para el mantenimiento

consejos para el mantenimiento del limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas son uno de los elementos que más utilizamos del coche a diario y uno de los elementos a los que más atención se presta en la ITV, ya que unas escobillas en mal estado puede provocar una disminución del 20% de la visibilidad cuando conducimos.

Según las estadísticas, el 68% de los conductores no revisan nunca sus escobillas, un 27% lo hace una vez al año y un 11% justo antes de acudir a la ITV.

Pero ¿cuánto sabemos de los limpiaparabrisas y cómo debemos cuidarlos?

Lo primero es conocer la diferencia entre limpiaparabrisas y lavaparabrisas, dos conceptos que comúnmente son confundidos ¿verdad?

Los limpiaparabrisas son los dispositivos que sirven para enjuagar la superficie exterior del parabrisas, mientras que el lavaparabrisas es el sistema que permite almacenar, transferir y dirigir los líquidos hacia la superficie exterior del parabrisas.

Mantenimiento del limpiaparabrisas

Cuándo debemos cambiar el limpiaparabrisas

Las escobillas realizan más de 750.000 barridos del parabrisas en su vida útil, lo que supone limpiar la superficie de 80 campos de fútbol y debida a esta gran actividad, el elemento de fricción entre el limpiaparabrisas y la luna, la escobilla, necesita que sea limpiada con cierta frecuencia y una vez al año aproximádamente, debe ser sustituido.

No obstante, hay ciertos síntomas que nos indican que las escobillas deben cambiarse:

  • Si el barrido deja estrías y no desliza bien la superficie mojada, es porque el caucho de la escobilla está dañado como consecuencia de cambios bruscos de temperatura. 
  • Si durante el barrido, la escobilla produce sacudidas y ruido es porque el caucho se ha endurecido con el paso del tiempo o porque con el uso, la goma se ha deformado como consecuencia de los cambios de temperatura o de la presión contra la luna..

Cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche

Una vez detectado que los limpiaparabrisas no funcionan correctamente o que ya han llegado a su vida útil, es el momento de cambiarlos en 6 sencillos pasos:

  1. Comprueba que el nuevo juego de escobillas es de la misma marca y modelo. En Repuestos Pagán podrás encontrar el juego de escobillas más adecuado para tu coche.
  2. Enciende el coche, pon en marcha el limpiaparabrisas y para el coche cuando esté en vertical.
  3. Levanta el brazo móvil de una de las escobilla, aprieta las pestaña para sacarla y tira de ella para desencajarla.
  4. Coloca la nueva escobilla
  5. Realiza el mismo proceso con la otra escobilla
  6. Comprueba que funciona perfectamente

Consejos para el mantenimiento de los limpiaparabrisas

Para que las escobillas mantengan su eficacia, es aconsejable limpiarlas periódicamente con un detergente y esponja, al menos una vez al mes, para eliminar cualquier adherencia que interfiera en el barrido. 

No acciones los limpiaparabrisas cuando el cristal esté helado o tenga mucho polvo o tierra ya que se puede dañar la superficie de las escobillas. utilizar un líquido limpiaparabrisas mejora la eficacia y duración de las escobillas.

Si es posible, intenta que tu coche duerma en el garaje. Los coches que duermen en garaje conservan mejor las escobillas que los que soportan el frío y la incidencia directa del sol.

Mantenimiento del lavaparabrisas

Para un mantenimiento óptimo del lavaparabrisas, lo primero que tenemos que comprobar es que funcionan correctamente y, que tenemos suficiente líquido lavaparabrisas.

En el mercado podemos encontrar gran variedad de productos. Unos, concentrados que debemos disolver, y mezclas ya preparadas. En los concentrados es fundamental respetar las proporciones que nos indican y contar con agua con un bajo contenido en cal ya que de otra manera podemos obstruir los eyectores. En cualquiera de nuestras tiendas podrás adquirir el líquido lavaparabrisas más adecuado a tus necesidades ¡consultanos!

En ningún caso es aconsejable añadir anticongelante al agua del limpiaparabrisas ya que normalmente cualquier producto que compres ya lo lleva incluido en su composición. 

Tampoco es recomendable utilizar agua del grifo y Fairy o productos similares ya que dejan costra en los manguitos y eyectores y podría estropearlos. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *