Home / Blog / Botón de recirculación del aire: cuándo debes usarlo

Botón de recirculación del aire: cuándo debes usarlo

boton recirculacion aire

El botón de recirculación del aire es uno de los dispositivos más desconocidos y menos utilizados del coche. De hecho, está en todos los coches, tengan o no aire acondicionado y su presencia se debe tanto a razones de confort como de seguridad. ¿Cuántas veces lo has usado? Te explicamos cuáles son sus ventajas y cuándo es conveniente utilizarlo

Si no lo has usado nunca y te suena a chino, lo primero es identificarlo. Es un botón situado en el panel de interruptores con la silueta de un vehículo y una flecha en su interior o bien unas flechas giratorias. Cuando se activa, se cierran las rejillas de ventilación y deja de entrar aire del exterior en el vehículo y el aire que está dentro del coche comienza a recircular. Pero, ¿Cuándo debemos usarlo y cuándo no?

Cuándo debes usar el botón de recirculación del aire

En verano: La función menos usada y muy recomendable es la necesidad de enfriar el coche cuando hace calor y, especialmente, en verano. Cuando queremos enfriar el coche lo más rápido posible, lo ideal es activar el aire acondicionado y cuando notemos que el aire frío comienza a salir, poner la recirculación. Así el coche dejará de introducir aire caliente del exterior y sólo utilizará el propio aire ya enfriado de dentro del habitáculo y conseguiremos no sólo mantener el habitáculo lo más fresco posible en el menor tiempo, sino también un ahorro de combustible

En invierno. En invierno, si utilizamos la recirculación, solo unos minutos, podemos evitar que entre aire frío del exterior una vez que hemos logrado calentar el coche con la calefacción. Sólo debemos usarlo unos minutos en invierno ya que de otro modo se producirá condensación y se empañarán las lunas y los cristales.

Hay que destacar que la función principal del botón no sólo es la de reciclar el aire del habitáculo, sino también evitar que entre aire sucio del exterior. Así que si circulas por las calles de las grandes ciudades con alta contaminación, si estás en un atasco o en un túnel, si estás en una zona de arena o existe mal olor en el exterior, no dudes en activarlo.

Pero no hay que abusar de él. De hecho, es recomendable no usarlo más de 10 minutos ya que a partir de ese tiempo, es necesario renovar el aire de dentro del coche. Además, puede provocar condensación en las lunas del coche, especialmente en invierno y también puede provocar somnolencia, reduciendo la concentración y nuestros reflejos.

Independiente del uso, los filtros del sistema de ventilación o climatización siempre han de estar en perfecto estado ya que a la larga puede convertirse en un nido de bacterias que contaminarán el interior del coche. 

Por último, es aconsejable no fumar si usamos el botón de recirculación del aire porque el humo del tabaco se deposita en el evaporador del sistema y es a la larga causa malos olores

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *